CONSEJOS PARA LA LIMPIEZA Y CUIDADO DE LAS ALPARGATAS TONI PONS

Acabas de añadir unas nuevas Toni Pons a tu armario y no puedes esperar para lucirlas este verano; pero ¿sabes cómo limpiarlas y cuidarlas? A continuación, encontrarás unos consejos para conseguir que tus alpargatas Toni Pons se mantengan perfectas durante más tiempo.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que las fibras naturales de yute o esparto se dañan fácilmente con el agua, por lo tanto, es importante evitar al máximo posible el contacto de las alpargatas con el agua.  No es recomendable usarlas en días de lluvia y es importante guardarlas en un lugar seco y sin humedad para que se mantengan en perfecto estado.

En ningún caso se debe poner la alpargata en la lavadora, ni sumergirla en agua o situarla bajo el grifo, ya que el yute en contacto con el agua se hincha y tiende a deshacerse.

En caso de lluvia, si la suela de yute se moja o adquiere humedad, lo mejor es dejarla secar al aire libre, sin exponerla directamente al sol y siempre manteniendo la alpargata en posición horizontal.

Para limpiar las suelas de yute o esparto lo más recomendable es quitar el polvo de las mismas utilizando en seco un cepillo de cerdas suaves.

En caso de manchas concretas en el yute, éstas pueden eliminarse con una goma de borrar. Otra opción es espolvorear polvos de talco en el esparto y dejarlos actuar unos minutos para que absorban la mancha. Después cepillar con un cepillo para eliminarlas por completo.

Para limpiar la parte superior de nuestras alpargatas de lona, utilizaremos un paño de microfibra (que no desprenda hilos) humedecido con agua y frotaremos suavemente. También es posible usar un cepillo de cerdas suaves.

Si es necesario, podemos añadir un poco de jabón neutro al paño humedecido para frotar suavemente. Seguidamente, para eliminar los restos de jabón, utilizaremos otro paño de microfibra con agua.

Para limpiar el calzado de piel se puede utilizar un cepillo de cerdas suaves o un paño de algodón ligeramente húmedo con agua.

Para hidratar el calzado de piel o para una limpieza más profunda, recomendamos utilizar una crema hidratante incolora especial para calzado con un paño de algodón que no desprenda hilos.

Para limpiar superficialmente el calzado de ante recomendamos utilizar un paño de microfibra (que no desprenda hilos) ligeramente humedecido con poca agua y frotar suavemente. Ya que el ante es un material delicado, lo más recomendable para prevenir la suciedad es utilizar una solución impermeable especial para este tipo de piel.

Toni Pons Empuries

l